Ya he hablado anteriormente sobre  el Greenwashing o publicidad ecológica engañosa, que es cuando las empresas tratan de vender sus productos, haciendo ver que su empresa es respetuosa con el medio ambiente, de una forma en la que inducen a error a los consumidores. Las marcas se aprovechan, con este tipo de marketing, de la preocupación existente en la sociedad actual por el cuidado del medio ambiente, del surgimiento de un nuevo consumidor ecológico y de que lo verde está de moda, para conseguir más beneficios.

Errores que nos ayudan a diferenciar un mensaje de Greenwashing

Jordi Juan Carrascosa, distingue siete errores que nos ayudan a diferenciar este tipo de mensajes:

  • El pecado oculto de los “trade-off”: por ejemplo, cuando aparecen las palabras “Eficiencia energética” en productos electrónicos que contienen materiales peligrosos.

greenwashing

  • El pecado de “no prueba”: por ejemplo, los champús que afirman tener “certificado orgánico”, pero sin certificación verificable.
  • El pecado de “la vaguedad”: en el caso de productos que afirman ser 100% naturales cuando muchas sustancias naturales son peligrosas, como el arsénico y formaldehído, compuesto químico altamente volátil y muy inflamable.
  • El pecado de “la irrelevancia”: por ejemplo, los productos que afirman ser sin CFC (Cloroflourocarbonos), a pesar de que los CFC se prohibieron hace 20 años.
  • El pecado de “Fibbing”: es el caso de algunos productos que afirman, falsamente, de estar certificados por un estándar medio ambiental reconocido internacionalmente como EcoLogo, Energy Star y Green Seal.
  • El pecado de “el menor de dos males”: por ejemplo, cigarrillos orgánicos o pesticidas ambientalmente ecológicos.

pesticida ecologico

  • El pecado de “falsas etiquetas”: es el caso de productos que, a través de palabras o imágenes, dan la impresión de estar aprobados por terceros, aunque no exista realmente tal aprobación.

Después de estos pecados del Greenwashing, comparto un vídeo en el que explican un poco más sobre el tema y hablan además, de nuestra responsabilidad a la hora de comprar productos sostenibles, de cómo no nos tenemos que fiar de todo lo que nos digan, sino que tenemos que informarnos por nuestra cuenta para poder diferenciar los productos que son realmente responsables con el medio ambiente y los que no.

Los 7 pecados del Greenwashing
Etiquetado en:                            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies