¿Quién eres en función del tipo de contenido que creas?

En Social Media Today, nos hablan sobre los distintos creadores de contenidos que somos, en función de los tipos de contenidos que creamos y quería compartirlo con vosotros.

Pasamos mucho tiempo hablando sobre el tipo de contenido que compartimos: listas, infografías, vídeos, entrevistas, etc. Aquí, nos dan las claves sobre los contenidos que crea cada persona y cómo somos en función de los mismos. ¿Qué tipos de creadores de contenidos existen?.

¿Quién eres en función del tipo de contenido que creas?

El Profesor

El profesor es alguien cuyo objetivo es ayudar a otros a aprender y a poner en práctica lo que necesitan para conseguir un objetivo determinado. Si eres un profesor:

  • Te encanta escribir artículos que explican las cosas paso a paso.
  • Tus títulos a menudo empiezan por “¿Cómo…?”
  • Te encanta crear capturas de pantalla que ilustran los procedimientos.

¿Por qué nos gustan los profesores? Escriben posts que a menudo, son ganadores en los resultados de búsquedas cuando necesitamos averiguar algo de forma desesperada.

¿Cuál es su debilidad?: Son excelentes a la hora de enseñar cómo se hace algo, pero no siempre nos dicen por qué debemos aprenderlo. Hay personas que necesitan estar convencidas primero con hechos y datos, por lo que un post de este tipo no sería suficiente.

El infiltrado

El infiltrado es esa persona misteriosa que tiene el don de revelar secretos y trabajos internos de algo. Sólo ellos tienen el acceso y el conocimiento, y sólo ellos están cualificados para revelarlo y argumentarlo. Ayudan a poner en contexto información nueva que puede resultar confusa y explicar su significado. Si eres un infiltrado:

  • Trabajas en una industria en la que la gente está deseando formar parte y entender.
  • Siempre ofreces datos y referencias para demostrar que estás en lo cierto.
  • Compartes lo que tu empresa está haciendo, y por qué, para demostrar la veracidad.

¿Por qué nos gustan los infiltrados?: Son todo exclusividad y curiosidad. Tienen conocimientos secretos a los que queremos acceder, y nos entusiasmamos cuando los comparten. Cuando un infiltrado forma parte de una empresa o marca a la que admiramos, la información que ellos comparten es especialmente relevante. Los lectores quieren saber, por ejemplo, cómo algunas marcas han conseguido el éxito, o por qué han hecho algo que ha funcionado.

¿Cuál es su debilidad?: Como se centran tanto en lo que ellos saben y lo que funciona para ellos, es fácil para los infiltrados olvidarse de que sus experiencias y datos no siempre funcionan para todos en todas las situaciones. Los mejores infiltrados son conscientes de ello, pero otros utilizan sus conocimientos como si fueran indiscutibles.

El intruso

El intruso es un interrogador. Hace preguntas a aquéllos que se encuentran en una posición de poder y autoridad, para poner a prueba su entereza y ver si su contenido realmente se sostiene fuera del ámbito en el que normalmente opera, aunque también porque quiere saber algo que no sabe. Eres un intruso si:

  • Tu primera reacción ante un contenido es: “¿es eso realmente cierto?”
  • Frecuentemente tratas de replicar datos que otros prometen que funcionarán para ver si realmente lo hacen.
  • Tus contenidos van a la fuente, para la gente que realmente quiere saber si son veraces o no.

¿Por qué nos gustan los intrusos?: Hacen las preguntas más difíciles, y tienen valor ante las respuestas negativas. Ellos ponen a prueba, y a veces llegan a probar contenidos, ayudando a los lectores a despejar las dudas cuando leen sobre algo. Ellos hacen la prueba para ver si una idea se mantiene, ahorrando tiempo a los demás. Y ellos lo hacen sin tener un conflicto de intereses.

¿Cuál es su debilidad?: Es fácil para un intruso convertirse en un gruñón, alguien cuyo contenido está basado únicamente en ser desagradable e intentar probar que otros creadores de contenidos están equivocados o intentar hacerlos ver como tontos.

El experto

Un experto sabe casi todo, al menos en su nicho. Es la persona a la que la gente pide consejo, cuyo blog se cuela entre todo el ruido. Los expertos practican lo que predican, ya que lo practicaban mucho antes de haber empezado a predicarlo. Si eres un experto:

  • Te encuentras escribiendo contenido o corrigiendo información errónea con la que te has encontrado.
  • Puedes sacar rápidamente 1000 palabras para un post de un blog sin problemas en algunos temas con tendecia.
  • Sueles escribir sobre lo que normalmente ya sabes, e ilustrarlo con tus propias anécdotas, y escribir contenidos a los que otros hacen referencia en sus posts.
  • Otros creadores de contenidos hacer referencia de forma habitual a tus contenidos como parte de su material de investigación.

¿Por qué nos gustan los expertos?: Un experto es el profesor colega, que enseña más allá del método del “Cómo se hace…”.

¿Cuál es su debilidad?: Algunas veces los expertos asumen que todo el mundo sabe lo mismo que ellos. Eso está bien si su audiencia es de un nivel de conocimiento similar, pero la mayoría de la gente no experta en todo. A veces los expertos olvidan encontrar una forma en la que compartir su conocimiento de modo que los lectores no sólo puedan entenderlo, sino llevarlo a la práctica.

El curioso

El curioso es el opuesto del experto. Sabe muy poco, acaba de empezar y está entusiasmado, así como preocupado por aprender. Los curiosos suelen crear contenidos que puede ser que en un futuro, miren atrás piensen: “¿En qué estaría pensando?”. Eres un curioso si:

  • Te encuentras haciendo una búsqueda online sobre acrónimos o alguna jerga que encuentras en el contenido que lees, porque no sabes su significado.
  • El contenido que creas tiende a hablar sobre cómo acabas de empezar, qué esperas conseguir, el proceso de creación del contenido y lo que estás descubriendo sobre le mismo.
  • A menudo escribes sobre otros posts, de forma que compartes otros contenidos que encuentres útiles con tu propia audiencia curiosa.

¿Por qué nos gustan los curiosos?: Nos muy entusiastas, y ellos tienen una forma de hacer preguntas sobre nuestros contenidos que nos hacen sentir bien. Podemos contestar a sus preguntas, ya que aprecian las respuestas y realmente leen lo que escribes. Cuando el curioso escribe, trae una punto de vista fresco al tema.

Su debilidad: Los curiosos no siempre duran demasiado dentro del mundo del marketing de contenidos, donde los blogs en muchos casos ya desaparecen en 3 meses. Ellos también pueden, a veces, realizar preguntas que ya se han respondido anteriormente.

El observador

Con un punto de vista objetivo, el observador toma nota. Trata de ofrecer una imagen más amplia sobre un tema o de ponerlo en contexto para que los lectores puedan entenderlo mejor. El observador tiene una forma de entender un tema, evento o pieza de contenido, que le permite poder explicarlo desde fuera. Su objetivo es hacernos pensar y que tengamos curiosidad para intentar encontrar respuestas por nosotros mismos. Eres un observador si:

  • Escribes sobre los temas en primera persona
  • Coges un contenido ya existente y lo tratas para que tus lectores lo entiendan de forma diferente.
  • A menudo presentas nuevos temas o conceptos a tu lectores.
  • Tus posts son normalmente de menos de 1000 palabras.

¿Por qué nos gustan los observadores?: Nos ayudan a tener perspectiva. Cuando creamos contenidos, estamos centrados en nuestra audiencia y nuestro nicho, de forma que a veces no entendemos dónde encaja nuestro contenido en un entorno más amplio. Los observadores tienen la habilidad de percibir cuándo algo no encaja donde debería o de conectar contenidos diferentes para crear un significado nuevo.

¿Cuál es su debilidad?: Pasan demasiado tiempo en la objetividad y nunca llegan a profundizar en los temas. Sin un buen entendimiento sobre un tema determinado, sus observaciones pueden estar completamente fuera de lugar.

El criptógrafo

El criptógrafo tiene mucho conocimiento sobre un tema, pero lo guarda bajo control. Habla en círculos y con imprecisión, sin querer revelar nada a su audiencia de forma fácil. Tiene un gran conocimiento, pero comparte lo justo para crear apetito en los lectores. Tiene un negocio que llevar, y no comparte sus mejores contenidos sin un precio a cambio. Si eres un criptógrafo:

  • Tus llamadas a la acción son necesarias si el lector quiere una conclusión a tu contenido.
  • Utilizas prometedoras palabras que vienen del marketing para casi todo tu contenido.
  • El primer pensamiento que tienes a la hora de crear contenidos es: “¿cómo puedo tener más conversiones por parte de los lectores?”.

¿Por qué nos gustan los criptógrafos?: realmente no nos gustan, a no ser que sean unos grandes storytellers y marketeros que puedan llamar a la acción para ofrecer algo que tiene un gran valor.

¿Cuál es su debilidad?: Son generalmente problemáticos. Las piezas clave de la información y conocimientos que deberían ser compartidos está normalmente bajo pago. Algunos son excelentes a la hora de prometer grandes cosas, pero cuando finalmente das tu dirección de e-mail, por ejemplo, luego resulta que lo que ofrecen no es nada nuevo.

El persuasivo

Se trata del vendedor nato. Está aquí para convencer sobre cómo pensar sobre un tema o cómo actuar. Su contenido está lleno de poderosa y útil investigación que, después de leer, deja a su audiencia sin ninguna duda de que tiene razón. Eres un persona persuasiva si:

  • Pasas mucho tiempo indagando en información para sacar fuentes de únicas y de confianza.
  • Utilizas historias y anécdotas en los contenidos que tienen una moral para los lectores.
  • Terminas los posts de tu blog con una llamada a la acción que hace que los lectores actúen en sus nuevas convicciones.
  • Empiezas los posts con títulos como: “¿Por qué deberías…?”

¿Por qué nos gustan los persuasivos?: Ellos no observan o anuncian una idea, sino que convencen a la gente de que es verdadera y proveen la información adecuada para probarlo. Utilizamos sus pruebas en nuestros propios contenidos. Nos inspiran y hacen que estemos entusiasmados con ideas nuevas.

¿Cuál es su debilidad?: A veces sacan la información de contexto para probar que están en lo cierto.

Y tú, ¿qué tipo de creador de contenidos eres?

 

Vía | Social Media Today

The following two tabs change content below.
Redactora de contenidos (Freelance) especializada en Social Media y Blogging. Escribo para la red de blogs de Medios y Redes, Weblogs SL, Metacom y Prensalink. Siempre tratando de aprender y mejorar 🙂

2 thoughts on “¿Quién eres en función del tipo de contenido que creas?

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *